Inscríbase a Nuestro Newsletter
Email
Siguenos en:
 
 
 
Ir a albumes [ver]
Ver otras fotos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
BUSCAR MAS FOTOS:

Emilio Constantino
Hoja de Vida


Emilio es un naturalista y experto en frutas tropicales; nacido en Colombia ha estado trabajando en conservación de la naturaleza e investigación de la biodiversidad por más de 25 años; ha estado viajando por todo Colombia, promoviendo la conservación y la creación de reservas naturales entre campesinos, indígenas y agricultores.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Consejos para Conservar y Fomentar la Fauna en Propiedades
+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Introducción:

Colombia es reconocida como uno de los siete países megadiversos, es decir, con la mayor concentración de biodiversidad en el planeta; esto se refiere a una gran diversidad de especies de animales,  plantas y ecosistemas. Colombia es igualmente rica en culturas nativas y autóctonas.  Muchas especies de fauna habitan en nuestro país, el cual es conocido como el más rico en especies de aves del mundo; igualmente, es el más rico en especies de anfibios, de mariposas, de peces de agua dulce, así como de muchos grupos de plantas, entre ellas las orquídeas.

Las plantas, como productoras primarias de alimentos, tienen una relación directa con todas las especies de fauna, ya sean herbívoras, omnívoras e incluso carnívoras. Pero las plantas, además de ofrecer alimento para muchas especies de animales, les proveen de otros muchos recursos fundamentales para su supervivencia: sitios para la anidación y refugio, fuente de materiales para sus nidos y madrigueras, para descontaminar y purificar las aguas, fuente de medicinas para el control de parásitos y enfermedades, lugares para la búsqueda de parejas y la procreación, lugares para la exhibición y la vigilancia, lugares para otear y acechar sus presas y lugares para buscar el alimento animal que en ellas se refugia.

Es decir, las plantas son fundamentales para la vida animal y por ende para toda la vida en el planeta; además, sobra recalcar en su reconocida función en el ciclo del agua, en la fijación del CO2 y en la producción de oxígeno vital. El listado de servicios que ofrecen las plantas es extenso e invaluable.

Para este caso, nos centraremos en el servicio, propagación y manejo de las plantas para proveer recursos que nos ayuden a fomentar y conservar las especies de fauna en nuestras casas, jardines, parques y fincas.  Igualmente, discutiremos algunas acciones que podemos adelantar, como ciudadanos concientes de nuestra riqueza natural, para conservar la fauna de nuestro hermoso país, Colombia.

Generalidades:

Esta riqueza tiene varias explicaciones, razones por las cuales debemos sentirnos afortunados pero a la vez comprometidos con su cuidado y buen manejo, pues igualmente, las causas de su extinción y desaparición son cada vez más críticas y amenazantes.

Tal vez una de las explicaciones mas obvias para ser tan afortunados en esta riqueza natural, o patrimonio, es la ubicación de Colombia en el trópico americano; las condiciones climáticas estables, la abundancia de agua y luz solar durante todo el año, y la diversidad de suelos y climas, se traducen en una gran oferta de recursos para las especies de fauna, que  prácticamente todos los grupos y órdenes abundan en todas las regiones del país.

Pero igualmente, la historia geológica de la región, su ubicación en el norte de Suramérica, con el cordón umbilical y puente de unión con centro y norte América, son otras de las razones importantes para tener tanta diversidad.

Gracias al esfuerzo y a la conciencia colectiva, aún hoy podemos decir que tenemos este recurso tan importante en abundancia, a pesar de tantas actividades destructivas que se han venido dando especialmente desde el siglo pasado, que por una parte han desarrollado muchas regiones, pero que por otro lado han conllevado a la extinción o casi desaparición de muchas especies de sus regiones de origen.

Desafortunadamente, algunas especies ya se han extinguido y no volverán nunca más, como el zambullidor de Tota, o la foca del Caribe, y otras están al borde de desaparecer para siempre, como son las dantas o tapires, los manatíes, algunos venados, monos y zarigüeyas, entre los mamíferos, y el paujíl de pico azul, el paujíl de pico amarillo del oriente, el cóndor, nuestra ave emblemática, así como varias especies de loros, patos, gallinetas, colibríes y pavas, entre las aves.

Esto ocurre con las especies más conspicuas y conocidas, pero desafortunadamente el problema puede ser igual o aún peor con muchas especies que para la mayoría de nosotros pasan desapercibidas, ya sea por su tamaño, por el sitio donde habitan o por la simple falta de conocimiento.

Este es el caso para muchas especies de ranas, insectos, peces, reptiles y micro fauna en general. El problema es especialmente grave con muchas especies de mariposas, cucarrones, ranas, grillos y pequeños animales que viven en áreas de desarrollo urbano o de producción agrícola y ganadera, o con especies que viven o dependen de las fuentes de agua pura, como ríos, lagunas y quebradas, los cuales cada vez están siendo más contaminados.

La tala de selvas para aprovechar las maderas y para convertir las tierras en zonas de agricultura y ganadería; las quemas indiscriminadas; la cacería excesiva; la aplicación, producción y desecho de basuras, gases y químicos contaminantes; la construcción de carreteras y otras obras de ingeniería civil , como represas, ciudades, líneas de transmisión de energía eléctrica, oleoductos, etc.; la sobrepoblación humana y más recientemente, y talvez la mas grave de todas, el cambio climático inducido, son las principales causas de extinción de nuestras especies, reconocidas por todo el ámbito científico y la comunidad en general. Sin duda, la falta de conocimiento, las malas decisiones tomadas por algunos políticos y gobernantes, la falta de compromiso, o el mero egoísmo de muchas personas, igualmente vienen afectando de manera negativa a la riqueza natural y a la biodiversidad de nuestro país.

La diversidad de climas, suelos, regiones naturales y culturas hacen difícil proponer acciones generales o recetas únicas para revertir estos procesos de destrucción, pues lo que para una región o sociedad puede resultar en éxito, para otras puede ser un rotundo fracaso.

De todas maneras la situación viene cambiando en este nuevo siglo de manera esperanzadora; hoy los niños y jóvenes son mucho más concientes y están mas enterados de la situación, sin duda por la cantidad de programas de educación y capacitación a la que vienen siendo expuestos. El cambio de mentalidad se viene dando a pasos acelerados, por lo cual, las malas acciones o decisiones son igualmente mas obvias y juzgadas por la sociedad y en especial por los más jóvenes, que en últimas son las personas quienes reciben y continúan con el manejo de nuestro país y sus recursos.

Lo que antes era para los mayores digno de admirar, como el emblema del hacha y el colono, hoy es visto por los niños como algo reprochable; lo que antes se consideraba como adecuado y permisible, como la tala y transformación de las selvas en fincas, o mejoras, hoy es simplemente visto como una acción suicida sólo propia a personas ignorantes; cuando antes se utilizaban masivamente pesticidas químicos para erradicar las plagas de los cultivos, hoy eso es visto como un atentado a la vida y se promueve ampliamente el uso de productos de origen natural; las quemas de sabanas extensas, que se consideraban como una necesidad y una tradición, hoy se consideran una barbaridad; el arrojar basuras y desechos a las aguas, antes la norma general, hoy es un crimen; matar animales indefensos, lo que antes era una proeza, hoy es considerada una acción abominable.

Por fortuna, este cambio se viene dando en Colombia en todos los niveles, desde las instituciones del gobierno, que ahora promueven de manera intensa y comprometida la conservación de nuestro patrimonio y de las áreas naturales, pasando por las empresas, que adoptan sistemas limpios de producción y compromiso con la conservación, hasta las escuelas de los caseríos mas alejados, donde la educación ambiental y la conservación de la naturaleza se han convertido en materias básicas de sus programas, pasando por todas  las instancias de la comunidad, donde cada vez hay mas organizaciones locales, grupos y personas comprometidas con el estudio, buen manejo y conservación de las aguas, los bosques, la flora y la fauna de sus regiones.

Desde el accionar personal y familiar, el cambio también se viene dando a pasos agigantados, y son muchas las cosas que se pueden hacer en favor de la conservación de la biodiversidad. El cambio en algunas costumbres y en el uso de algunos productos, como el preferir viajar en bicicleta en vez de vehículos a gasolina; el consumo de alimentos sanos y de producción limpia, en vez de los cargados en químicos y preservativos; la preferencia de los niños en observar y admirar las aves en vez de usas caucheras; la predilección de los jóvenes por espectáculos cultos como conciertos y obras de teatro, en vez de actos crueles como las corridas de toros o las peleas de gallos son algunos de los tantos cambios que se vienen dando en nuestra sociedad.

Muchos de estos cambios se están dando por la educación, pero algunos otros son forzados por la economía y la situación ambiental y socio-política del país; hoy es mucho mas rentable producir de manera limpia que contaminando; es mucho más económico utilizar transporte masivo o bicicletas que vehículos particulares movidos a gasolina; es mas saludable caminar que moverse en carro; es mejor seleccionar y reciclar las basuras que desecharlas de manera indiscriminada; es mucho mas recomendable admirar y disfrutar la naturaleza que salir a destruirla; es mucho mas enriquecedor y educativo el integrarse y aprender de las culturas nativas y campesinas, que menospreciarlas.

A continuación discutiremos algunas acciones que podemos adelantar, como personas o familias, en nuestras propiedades, ya sean nuestros hogares, parcelaciones, barrios, fincas o haciendas, con el fin de aportar a la conservación de la biodiversidad colombiana, fomentando las poblaciones de fauna nativa en general.

Siembra de plantas para fomentar las poblaciones de aves:

Las aves son sin duda uno de los elementos de nuestra biodiversidad más fáciles de apreciar y disfrutar; no solo su belleza y su canto nos deleitan cuando los vemos u oímos; además, nos prestan una cantidad de servicios en muchas ocasiones desapercibidos por la mayoría: propagan especies de flora, al distribuir sus semillas; controlan insectos dañinos a los cultivos y para otros animales; promueven la diversidad de otras especies de plantas y animales; valorizan con su espectáculo nuestras propiedades y sirven como fuente de ingresos al atraer turistas interesados en su observación; nos indican del estado ambiental y ecológico de nuestra región y sirven como elementos de distracción para los niños, jóvenes y mayores interesados en su estudio y observación.  

En Colombia, el país más rico en especies, las aves se encuentran en prácticamente todas las regiones y ambientes. Pero es importante saber que hay especies más adaptables a los ambientes intervenidos o desarrollados por los humanos, mientras que otras prefieren ambientes prístinos, poco o nada afectados por nuestras actividades. Igualmente, hay especies que viven todo el año en una misma región, mientras hay otras que se mueven o migran a otros climas o latitudes, y se consideran especies migratorias.

Algunas especies, consideradas acuáticas, necesitan de humedales, ciénagas o lagunas para vivir; otras, marinas o playeras, viven solo en las costas o el mar; otras, propias a sabanas y pastizales, solo viven allí y no pueden adaptarse a otras condiciones; otras sólo viven en las selvas mejor conservadas, en los páramos y en las altas montañas; algunas otras son mas adaptables y pueden vivir en ecosistemas modificados, como fincas, jardines, parques o ciudades.

Para promover las poblaciones de aves en nuestras propiedades debemos por lo tanto tratar de replicar o mejorar las condiciones de las especies de nuestro interés; lo ideal es tener dentro de una propiedad la mayor cantidad posible de hábitats, es decir, proveer las condiciones para que un mayor número de especies puedan encontrar los elementos necesarios para desarrollarse.

En algunos casos esto puede ser poco probable, por no decir imposible, pero en otros casos podrán darse las condiciones para mejorar la situación. Por ejemplo, es mejor tener un jardín con muchas especies de árboles, que uno con unas cuantas especies ornamentales; es mejor tener una finca con diferentes tipos de vegetación, que una solo con potreros o unos pocos cultivos; es preferible una parcelación con diferentes tipos de árboles, incluyendo frutales y algún lago o poza, que una con pocas especies de palmas y prados únicamente.

Además de ofrecerles un hábitat adecuado, las aves requieren de una fuente abundante y permanente de alimentos; esto se logra con una diversidad alta de vegetación y ambientes, como también de manera artificial, con alimentadores o comederos. Es común ver en algunas fincas o jardines que se ofrecen bananos maduros en comederos, donde llegan muchas aves a alimentarse. Como es de esperarse, llegan las especies que se alimentan de frutas principalmente, como azulejos, tángaras, azomas y otras afines; pero también se les puede ofrecer granos como arroz, trigo, maíz , alpiste y sorgo, para las especies que se alimentan con este tipo de comidas; es el caso para gorriones, semilleros, palomas, codornices, etc. También existen los alimentadores para colibríes, que les ofrecen agua azucarada como sustituto del néctar de las flores, pero es oportuno recordar que para los colibríes, el néctar, y en este caso, el agua azucarada es una fuente de energía, pues su alimento principal son los insectos pequeños como mosquitas de la fruta; entonces es también recomendable ofrecerles este tipo de alimento, poniendo bananos maduros sobre platos, sobre los cuales se crían moscas de la fruta . 

Aunque en ocasiones pueda ser una práctica deseable, frecuente y aceptada, existen razones para evitar este tipo de manipulación sobre las aves, pues pueden llegar a depender tanto de esta oferta artificial que pueden dejar de buscar su alimento natural y si no se les ofrece pueden llegar a morir de hambre, o a dejar de lado su función natural de polinizar las plantas, para el caso de los colibríes; la alimentación artificial, además de modificar los hábitos de las especies y poner en riesgo su salud y supervivencia, se torna en una actividad esclavizante y de cierta manera costosa, pues muchas veces los alimentadores, las frutas, el azúcar y las semillas se deben comprar, además de incurrir en costos de mantenimiento, como aseo, preparación y surtimiento.

Para evitar la alimentación artificial se recomienda la siembra de especies que ofrezcan comida en abundancia de manera más natural, como árboles frutales, cereales y plantas nectaríferas. Mas adelante ofrecemos una lista de estas especies para cada tipo de aves y de climas.

Pero además de alimento, a las aves se les deben ofrecer lugares seguros para desarrollar otras actividades vitales, como el descanso, la anidación y el refugio. Igualmente estas condiciones se pueden ofrecer de forma natural o artificial, o de manera combinada.

En algunas ocasiones, la disponibilidad suficiente de lugares y materiales adecuados para la anidación son una limitación; entonces es posible ofrecerles elementos para tan vital actividad: nidos artificiales, fuentes de materiales para nidos y lugares seguros donde anidar son una manera, mas adelante ofrecemos una lista de estos.

Igualmente, las aves requieren de lugares tranquilos y seguros para su refugio y descanso; estos también se pueden ofrecer de manera natural o artificial; los sitios para alimentación, anidación, refugio y descanso deben ser en primera instancia seguros, es decir, que eviten peligros o accidentes y la depredación; una de las principales causas de amenaza para las aves, tristemente, son las mascotas como perros y gatos, que se dedican a molestarlos, cazarlos o acosarlos. Por lo tanto, los sitios para las aves deben ser a prueba de perros y gatos, en lo posible, pero mejor aún, es no tener a las mascotas cerca de estos sitios, o enseñarlos a respetar a las aves, situación más difícil con los felinos que con los caninos, por su instinto natural.

Otras especies animales dañinas para las aves, por que les quitan sus alimentos y predan sus huevos son las ratas y ratones de ciudad, especies introducidas de Europa y consideradas como plaga, aunque en algunas instancias pueden servir de alimento a rapaces como gavilanes y lechuzas; a estos roedores también toca controlarlos y ponerles barreras.

Los alimentadores, refugios y sitios de anidación, deben estar, en lo posible, alejados de actividades humanas intensas como carreteras, producción agrícola mecanizada, construcciones, fábricas y obras civiles en general; igualmente, es deseable que no existan barreras peligrosas como líneas de alta tensión, cables ni estructuras amenazantes

Existen casos donde las aves se refugian o anidan en canchas deportivas, especialmente de golf o fútbol, que solo se utilizan con intensidad en fines de semana; también en pistas de aterrizaje y aeropuertos. Para estos casos se debe proceder reubicando los nidos o marcándolos para evitar accidentes.

En general es deseable que las propiedades ofrezcan sitos seguros, escondidos y poco transitados para que las aves se puedan refugiar; dejar rastrojos y fragmentos de bosques es ideal, así como arboledas con muchas especies de árboles y plantas herbáceas; en casos, acumular ramas, desechos de podas y hojarasca ayudan a ofrecer refugio a algunas especies, por lo tanto no se deben quemar ni disponer de ellas en sitios transitados.

La siembra de árboles y plantas en jardines, huertas, linderos, orillas de ríos y quebradas y entre fragmentos de bosques naturales, a manera de corredores es algo muy deseable.

Por último, pero no menos importante, es evitar las aplicaciones de pesticidas de origen químico en las actividades agrícolas y ganaderas; no solo afectan directamente a las aves sino también a sus alimentos, insectos y frutas.

Plantas alimenticias para las aves:

  • Mango
  • Guayabas
  • Yarumos
  • Sangre Drago
  • Chontaduro
  • Palma
  • Bananos
  • Plátanos
  • Ají pajarito
  • Platanillas
  • Maíz
  • Sorgo
  • Jaboticaba
  • Mano de oso
  • Higuerones
  • Corozo
  • Naranjas
  • Mandarinas
  • Aguacates
  • Papaya
  • Feijoa
  • Jiguas
  • Guamas
  • Carboneros
  • Nacedero
  • Moras
  • Arrayanes
  • Laurel de cera
  • Palma de cera
  • Ciruela
  • Cerezo Capulí
  • Aliso
  • Jade
  • Tango
  • Fucsias
  • Pino colombiano

Notas:
Clima cálido: entre 0 y 1200 metros de altitud
Clima medio: entre 1000 y 2200 metros de altitud
Clima frío: entre 2000 y 3000 metros de altitud

Plantas para refugio y anidación de aves:

  • Guadua
  • Bambúes
  • Higuerón
  • Piñuelas
  • Cedro
  • Pino colombiano
  • Naranja
  • Palmas
  • Nogal


Otros Recursos:

Nidos artificiales: Para algunas aves encontrar sitios adecuados para la anidación es una limitación severa; los buenos sitios de anidación, además de ofrecerles seguridad contra las condiciones climáticas adversas, como tempestades, vendavales, inundaciones o granizadas, deben ser seguros para evitar la depredación por parte de sus enemigos naturales e introducidos, especialmente gatos, ratas y ratones. Igualmente, deben ser seguros contra las aves parásitas como los chamones o arroceros (Molothrus y Scaphidura), los cuales pueden llegar a afectar generaciones completas de algunas especies como cucaracheros (Troglodytes), azulejos (Thraupis), toches (Icterus) y otras.

Varias especies de guacamayas y loros se benefician particularmente de los nidos artificiales, pues para estos, encontrar nidos adecuados, como troncos ahuecados en árboles grandes es una limitación, pues por lo general estos son escasos en los bosques naturales.

Algunas prácticas de manejo forestal promueven la erradicación de troncos secos o torcidos, los cuales son preferidos por varias especies de loros, búhos, carpinteros y tucanes. Igualmente, promueven la plantación de especies exóticas o no nativas, las cuales no ofrecen alimento y sobre las cuales las especies nativas no se han  logrado adaptar. La guadua y otros bambúes, así como muchas especies de árboles nativos en cambio, si ofrecen estos recursos.
 
Para algunas especies acuáticas encontrar sitios seguros y provistos de cobertura vegetal adecuada es una limitación, por lo cual es recomendable que los lagos y pozas artificiales provean sitios con juncos, islas y vegetación tupida, lo cual es raro encontrar debido a que se prefiere mantenerlos despejados para favorecer la pesca y otras actividades recreativas.

Algunas especies como los barranqueros (Momotus) y los jacamares, anidan en huecos excavados en taludes y barrancos, así como en termiteros. La frecuente limpieza de las orillas de caminos y barrancos, así como la destrucción de los termiteros, incide negativamente sobre estas especies. Dejar algunos taludes de carretera sin limpiar, evitar la destrucción de los termiteros y promover la creación de barrancos artificiales puede ayudar a estas especies, consideradas como muy hermosas y llamativas.

Hay varias clases de nidos artificiales que se pueden construir de manera económica, los cuales se ilustran más adelante. Igualmente, ofrecer materiales para la construcción de nidos, como atados de fibras, crin, lanas y ramitas es una práctica frecuente en otras regiones. Adelante se sugieren algunas.

Baños y bebederos: A muchas especies de aves les gusta bañarse; esto lo hacen en aguas someras y por lo general limpias; durante este momento se exponen a los depredadores, por lo cual el sitio debe ser igualmente seguro.

Ofrecer un lugar para el baño,  y a la vez bebedero, es tan importante como el ofrecerles alimento; para este caso se utilizan recipientes anchos y de unos pocos centímetros de profundidad, para evitar que se ahoguen y los cuales se deben estar aseando y llenando con agua limpia casi que diariamente con el fin de evitarles parásitos y enfermedades intestinales.

Los bebederos y bañaderos deben ubicarse en sitios soleados y despejados, ojala elevados del piso para evitar el ataque de depredadores como gatos.

Alimentadores artificiales: Como ya se dijo, esta práctica aunque no es muy recomendable, permite una fácil observación de las aves así como el aumento de sus poblaciones al ofrecerles recursos alimenticios suficientes, especialmente en épocas de escasez o de climas adversos.

Para las aves frugívoras, que se alimentan de frutas principalmente, se recomiendan plataformas elevadas donde se ponen frutas como bananos y plátanos maduros, pedazos de papaya y mangos, especialmente. se construye una sencilla plataforma de alimentación, a la cual se le han puesto algunas puntillas para asegurar las frutas, pues con la actividad constante de las mismas aves, esta fruta puede caer al piso y no llega a ser aprovechada en su totalidad. Igualmente, estos alimentadores deben ubicarse en lugares seguros y deben asearse periódicamente.

Para las aves granívoras existen dispensadores de semillas que se consiguen en algunos almacenes especializados, pero a falta de estos, una sencilla plataforma, ojala cubierta para proteger los granos de la lluvia, funciona igualmente bien. Es importante que se evite la caída de estos granos al piso, para evitar la proliferación de roedores como ratones y ratas que se aprovechan de estos granos; igualmente, el alimentador debe estar en un sitio elevado y con alguna estructura que evite el acceso de los roedores a los granos, como una lámina de hojalata . Si  los granos llegaran a mojarse por efecto de una lluvia o riego, es conveniente cambiarlos pues se pueden fermentar, causando problemas digestivos a las aves.

Para las aves nectarívoras existen alimentadores de colibríes que se consiguen en algunas tiendas especializadas, pero con un poco de ingenio se pueden construir con materiales reciclables. Estos se deben colocar inicialmente en lugares visitados regularmente por los colibríes, como cerca a una planta nectarífera y una vez sean reconocidos, se pueden ir acercando a las ventanas o corredores de las casas, para poder apreciar a las aves, si esto se desea.

El néctar o agua azucarada se debe preparar con azúcar pura preferiblemente, es decir, no usar azúcar morena ni panela; se prepara a razón de una taza de azúcar por cuatro tazas de agua limpia. El néctar no consumido en el día se debe desechar y prepararlo nuevo cada día, para evitar su fermentación en la botella del alimentador; esta botella se debe lavar muy bien diariamente para evitar la formación de colonias de hongos o bacterias que pueden afectar la salud de las aves.

En regiones de climas cálido y medio existe un ave pequeña conocida como azucarerito o mielerito, Coreba flaveola, la cual acude a alimentadores con azúcar granulada, la cual se puede colocar en una taza o recipiente plástico, ojala protegido de la lluvia.

Para atraer a aves insectívoras la situación es mas complicada pues se debe primero desarrollar la cría de insectos, que es factible; antes nos referimos a la cría de moscas de la fruta Drosophila sobre bananos maduros, para atraer y alimentar a los colibríes; estas mosquitas también se pueden criar sobre compotas o purés a base de banano maduro.

Otros insectos utilizados en la alimentación de aves incluyen a los gusanos de la harina Tenebrio, los cuales se crían en harina de trigo y verduras.

Perchas: Para algunas especies de aves, el tener donde posarse para descansar u otear los alrededores es muy importante, en especial para los tiránidos o cazamoscas, los cuales se ubican en sitios especiales para de allí acechar a sus presas y lanzarse tras ellas para capturarlas. Estas perchas también son muy útiles cuando existen poblaciones de Suelderos, pequeños tiránidos que se alimentan además de los frutos de las Sueldas (Loranthaceae), muérdagos o plantas parásitas; luego de alimentarse, estas aves se perchan en las ramas altas de otros árboles, regurgitan las semillas y se limpian el pico depositando las semillas en las ramas, con lo cual propagan la parásita; esto se considera un problema grave en árboles frutales como cítricos o aguacates; al poner perchas artificiales, como varas ramificadas de bambú o guadua clavadas en el piso, las aves tienen donde posarse y de paso dejan las semillas allí y no en los árboles.

Cerca a los alimentadores es conveniente poner algunas perchas, para que las aves se puedan acercar y en casos, esperar su turno, sobretodo si el comedero está muy congestionado o es visitado por una especie dominante o agresiva.

En caso de tener gallinas y pollos sueltos alrededor de las casas, es conveniente protegerlos con alguna red o encierro para evitar el ataque esporádico de algunas rapaces, causa de la muerte de estas últimas por parte de los propietarios de los pollos, quienes los valoran más que a un águila o gavilán.

Siembra de plantas para fomentar las poblaciones de mamíferos

Al igual que las aves, algunos mamíferos se pueden acostumbrar a la presencia humana para así poderlos observar con mas facilidad, pero esta no es la norma; por lo general los mamíferos han sido perseguidos por los cazadores humanos durante milenios y han desarrollado un temor justificado hacia nosotros.

La mayoría de mamíferos silvestres son muy sigilosos, varios son nocturnos o se han tornado nocturnos, y por lo general ocurren en números muy bajos; al mismo tiempo, muchos viven únicamente en regiones con hábitats poco o nada alterados por el hombre. De todas maneras, siempre es posible lograr que algunos de estos animales se dejen ver o se acostumbren a la presencia humana, o al menos, podemos mejorar las condiciones en la propiedad para que encuentren más recursos, se puedan reproducir y sus poblaciones aumenten.

Sobra decir, que al igual que con las aves, las condiciones en la propiedad deben  ser las ideales para estas especies: ofrecerles sitios para refugio y reproducción; agua y alimentos suficientes y completos; sin cazadores humanos; sin perros ni gatos que los estén persiguiendo o acosando; de un tamaño suficientemente grande para que una población se torne como residente y no necesite estar movilizándose hacia fuera de la propiedad.

Como generalidad, podemos decir que los mamíferos pequeños son mas fáciles de observar y fomentar que los mas grandes; que los herbívoros son más fáciles de observar y más abundantes que los carnívoros, por ende un herbívoro pequeño será mas factible de observar y manejar que un carnívoro grande.

Por lo general, la lista de las especies mas fáciles de manejar y acostumbrar a nuestra presencia incluye a una serie de roedores y lagomorfos como las ardillas , guatines, picures o ñeques (Dasyprocta), tintines (Myoprocta), guaguas, pintadillas, lapas o borugas (Agouti) y conejos silvestres (Sylvilagus); también a las zarigüeyas, chuchas o faras (Didelphis y otros); algunos zorros (Cerdocyon y Ducicyon); algunas especies de monos y titíes (Cebus, Saimiri, Saguinus, Cebuella); el venado de cornamenta (Odocoileus); y al kinkajou o perro de monte (Potos) de hábitos nocturnos.

Para algunos venados y otras especies de mamíferos, las sales o mineral son elementos limitantes en sus dietas, y siempre están ávidos por consumirlos; además de los salados o depósitos naturales de minerales y sales, donde acuden con frecuencia los venados, borugas, dantas y monos, es posible ofrecerles sales minerales como se hace con el ganado, hoy en día por medio del conocido como bloque nutricional, una “panela” de melaza enriquecida con las sales minerales y vitaminas.
 
Tanto los roedores como los monos gustan de las frutas y nueces, por lo tanto es recomendable sembrar árboles y palmas que produzcan las frutas y nueces que ellos prefieren; de nuevo ofrecemos una lista a continuación.

Plantas para favorecer poblaciones de algunos mamíferos

  • Mango
  • Árbol de pan
  • Higuerones
  • Yuca
  • Maíz
  • Bananos y Plátanos
  • Corozos
  • Palma
  • Guayaba
  • Aguacate
  • Caimos
  • Yarumos
  • Guamas
  • Uva caimarona


Paralelamente, para asegurar la presencia de mamíferos, deben haber buenos parches de montes nativos en las cercanía, ojala interconectados por corredores de árboles y arbustos que permitan su movilidad y refugio. Estos corredores se pueden plantar a lo largo de quebrada, cañadas, drenajes naturales y linderos.

Igualmente, debe existir una buena fuente de aguas limpias, o abrevaderos, donde los mamíferos se puedan acercar a beber con seguridad de no ser molestados ni atacados por predadores.

Para los mamíferos acuáticos, como los chigüiros, lanchos o ponches (Hydrochaeris) y las nutrias (Lontra) es conveniente que existan buenos reservorios con agua limpia, como pozas, ciénagas o lagos, los cuales deben tener abundante vegetación en las orillas para permitirles refugio y seguridad.

En algunas regiones de Colombia con sabanas naturales existe el oso hormiguero o palmero (Myrmecophaga), como ocurre en los Llanos Orientales y la costa Caribe; como este animal se alimenta de termitas, es conveniente no destruir los termiteros, pues son la fuente de su alimento principal; igualmente, deben existir o dejarse parches de rastrojos y selvas de galería donde se pueda refugiar para descansar. Como es de suponerse, las quemas deben ser evitadas al máximo, pues no solo afectan a esta sino a todas las demás especies asociadas a las sabanas naturales.

Muchas especies de mamíferos, tanto terrestres como acuáticos se encuentran hoy muy amenazadas de extinción ; en caso de existir en su propiedad, finca o hacienda, algunas de estas especies, es conveniente que se acerque a la corporación pertinente o se comunique con alguna de las entidades encargadas de su protección, para tratar de adelantar algunas campañas y acciones específicas en pro de su conservación. Este es el caso para especies grandes de carnívoros como el oso de anteojos, el tigre o jaguar, el puma o león, así como los manatíes, las dantas o tapires, los venados, algunas especies de monos como los marimondas o araña (Ateles) y el churuco o barrigudo (Lagothrix), los zainos o puercos de monte (Tayassu), la nutria gigante, ariraña o lobo de agua (Pteronura) y otras mas antes mencionadas.

Por último, en algunas regiones se presentan conflictos entre el ganado o las aves de corral con algunos predadores como el tigre, el puma, los tigrillos y el oso de anteojos; en caso de que esto ocurra, déle otra oportunidad al animal y avise a la corporación o autoridad pertinente para tratar de adelantar alguna acción en su favor. Para este último caso, cada vez mas frecuente debido a la escasez de presas y al avance de la ganadería en zonas silvestres, se recomienda tener mas control sobre los animales domésticos, es decir, se deben vigilar mas, y si es posible, traerlos a dormir durante las noches cerca de las casas o encerrados en corrales.

Es conveniente, antes de salir a matar al animal salvaje, valorarlo mas, tener en cuenta que se trata de una especie amenazada y que las leyes de hoy los protegen. Puede representar económicamente más un animal salvaje vivo que el valor del animal doméstico, en términos reales, no solo por el servicio que prestan al ecosistema y al ambiente, sino por el potencial que tienen para el ecoturismo. Hoy hay muchísimas personas, tanto nacionales como extranjeras, dispuestas a pagar una buena suma de dinero por tener la oportunidad de fotografiar o admirar un animal salvaje en su estado natural.

Siembra de plantas para fomentar las poblaciones de mariposas

Dentro de la gran clase Insecta, los lepidópteros o mariposas sobresalen por su belleza y por la facilidad de su observación; Colombia es el país más rico en especies de estos insectos en el planeta, y al menos el 30% sólo se encuentran en el país y en ninguna otra región del mundo.

Desde tiempos inmemoriales, las mariposas han estado ligadas a las creencias de la humanidad; para muchas cultura antiguas, las mariposas representaban el estado ideal de las personas al paso por esta vida; aquí somos unos simples gusanos o larvas, en desarrollo, que luego nos llega la inevitable muerte, donde, convertidos en crisálidas (o pupas) nos transformamos para convertirnos luego en bellos insectos alados, que nos podemos mover libremente con el vuelo.

Para muchas personas, y en especial para los niños, las mariposas ejercen un singular atractivo, no igualado por otras especies animales.

Aunque para muchas personas, las mariposas están asociadas a los jardines con flores, existen muchas otras especies de gran belleza que sólo viven en las selvas más espesas, alimentándose de sustancias no tan llamativas: exudados de árboles, frutas fermentadas, carroña o excrementos de animales. Pero igualmente, existen muchas otras que si liban el néctar de las flores y las cuales son posibles de atraer a nuestros jardines.

Para tal efecto, debemos sembrar las plantas apropiadas, no sólo que les ofrezcan néctar y polen, pero también el alimento para sus crías o larvas.

Cada familia o grupo de mariposas tiene predilección por una familia o grupo de plantas para alimentarse durante sus estados larvarios. Las monarcas se alimentan de lechosas o asclepediáceas; las alas de cristal o Ithomiinos, de solanáceas; las heliconiinas de pasifloráceas; las Parides de Aristolochia; las ojos de búho o Caligo de Heliconia y Musa; las amarillas o Pieridae de Leguminosas, y así, cada especie tiene su planta nutricia particular.

Igualmente, las mariposas adultas tienen predilección por ciertos alimentos; del néctar de las flores solo se alimentan algunas Papilionidae o alas de golondrina; también algunas Nymphalidae, como Heliconius, Dione, Dryas y Anarthia; también varias de las amarillas o Pieridae de los géneros Anteos y Phoebis. 

Otras, igualmente llamativas, como las grandes azules o Morpho, prefieren las frutas maduras y en fermentación, como guayabas y mangos; igualmente sucede con las Caligo, Prepona, Siderone y muchas mas de singular belleza.

Algunos Papilionidae, en especial algunos Protesilaus, Mimoides y Heraclides, así como las Pieridae del género Phoebis, acuden a absorber sales de las playas y charcos a orillas de ríos y caminos. Otras, como las Actinote, acuden a absorber compuestos amoniacales, como orina, por lo cual es común verlas en las trochas por donde han pasado caballos. Esto con el fin de sintetizar sustancias similares al cianuro, que utilizan como defensa contra los posibles predadores.

Entonces, para tener un buen jardín que atraiga a las mariposas es indispensable tener estas dos clases de plantas, las nectaríferas y las hospederas, las primeras para atraer a los adultos que necesitan alimentarse y las segundas para atraer a los adultos que necesitan reproducirse y poner sus huevos, garantizando la permanencia de la especie en el lugar.

Para la disposición de las plantas es conveniente no mezclarlas, es decir, tener un sitio para las hospederas, y aledaño a estas, el sitio para las nectaríferas, disponiéndolas según la cantidad de área y terreno disponible, pero aplicando algunos criterios de paisajismo y jardinería para lograr una presentación llamativa y harmoniosa con el entorno.

Algunas especies de mariposas, en especial Nymphalidos (Charaxinae), Morphos y Caligos, se atraen con bananos muy maduros, fermentado, colocados sobre un plato, en algún lugar sombreado.

A continuación damos una lista de las plantas más recomendables:

Plantas para un jardín de mariposas:

  • Penta
  • Coral
  • Cascada de Jade
  • Lilolá
  • Venturosa
  • Lantana
  • Besito
  • Flor de pascua
  • Maracuyá
  • Granadilla
  • Curuba
  • Flores de la pasión
  • Cordoncillo
  • Martín Gálvez
  • Algodoncillo
  • Limón pajarito
  • Flor amarillo

Como se puede ver en la lista anterior, la mayoría de especies son para los climas cálido y medio, pues son pocas las especies vistosas en clima frío. Igualmente, la mayoría de mariposas prefieren volar durante las horas de mayor brillo solar, en las mañanas, entre 9:30 a.m. y 12:30 p.m. pero habrán algunas que se encuentren volando a cualquier hora del día.


Otras consideraciones:

Algunas otras recomendaciones para aumentar la presencia de la fauna en nuestras propiedades se discuten a continuación:

Manejo de las luces: las luces de alta intensidad, especialmente reflectores y bombillas de alto consumo pueden interferir severamente en las actividades y alterar las condiciones del entorno para mucha fauna, en especial la nocturna como algunos insectos (polillas, cucarrones, moscas de mayo, etc.) los cuales son atraídos por estas luces y por lo general mueren o son capturados fácilmente por sus predadores, sin llegar a tener una oportunidad de reproducirse.

Para tal efecto se recomienda el uso de bombillas de baja intensidad, especialmente en los exteriores. Igualmente, estas deben en lo posible dirigir su haz de luz hacia el interior de las viviendas y no al contrario, pues así tienen menos efecto en la atracción de la fauna antes     mencionada.

En algunos casos, cuando se considere prudente tener iluminación     externa, es preferible que se enciendan de manera intermitente, o automáticamente,sólo al sentir, mediante sensores especiales y fáciles     de conseguir en el mercado, el movimiento.

En otros casos, cuando se desee, por ejemplo, observar alguna fauna nocturna, en especial mamíferos, las luces de color rojo son recomendadas, pues no son captadas por estos animales y a su vez nos permiten observarlos sin interferir en sus actividades; una luz roja se    puede dirigir ocasionalmente, mediante un interruptor manual, hacia algún sitio de alimentación o abrevadero, para observar por ratos a los animales que allí acuden.

Construcción de humedales y estanques para la fauna acuática; estos elementos de la decoración son altamente deseables en muchos casos pues como se dijo antes, ayudan a incrementar los hábitat y la disponibilidad de recursos para la fauna que necesita de estos.

Una vez seleccionado el sitio para su construcción, es importante que     este cuente con una fuente de agua ojala permanente y de buena calidad, es decir, libre de contaminantes y sustancias dañinas. Al construirlos es recomendable que tengan diferentes profundidades, por sectores, para que así puedan ser aprovechados por diferentes especies. Igualmente, se     deben tener en cuenta las condiciones del suelo, este es preferible que     sea bastante arcilloso y se debe compactar bien para evitar fugas y     escapes de agua; si no existe un suelo arcilloso, por lo general se     recomienda poner en el fondo una película o liner de plástico o teflón para     asegurarse de que no hayan fugas; existen en los mercados plásticos especiales para estos casos.

Igualmente, debe pensarse en la vegetación, tanto para el refugio y anidación, como para ofrecer algún alimento a la fauna acuática; esta     fauna puede llegar a ser tan variada que incluya peces nativos de     diferentes especies, reptiles, anfibios como ranas y sapos, aves,     mamíferos, caracoles, bivalvos e insectos, para nombrar algunos. Existen     muchas especies de plantas, tanto flotantes, como subacuáticas y para     las orillas, adecuadas y mas adelante se da una lista de las mas     recomendadas; pero hay otras que por sus condiciones de invasores en     preferible evitar, especialmente algunas especies flotantes como el     buchón, la azolla y la lechuguilla.

Si es posible, el agua debe estar en recambio constante, sea entrando y saliendo de manera permanente, o recirculando mediante el uso de alguna bomba. Las aguas lluvias también se pueden captar para llenar algunos de estos reservorios.

Plantas para humedales o lagos

  • Papiro
  • Papiro enano
  • Mafafa
  • Iris
  • Lirios
  • Mazorca de agua
  • Sauce
  • Punta de lanza
  • Juncos
  • Lirio de agua
  • Loto
  • Achira acuática
  • Pontederia
  • Palma Naidí
  • Lirio araña
  • Platanilla
  • Musa velutina

 

En orillas y zonas húmedas

  • Cabomba
  • Apio silvestre
  • Hoja corazón

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Emilio Constantino
Hoja de Vida


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



 
imagine.com.co marketingxemail.net altomira.co ecoturismo-colombia.com
Imagine SAS. www.imagine.com.co / desde 1996
Calle 106 No. 54 – 78 Of. 701
Tels: (57)1 226-2242, 226-2270
  Siguenos en:
Politicas de Privacidad   Habeas Data
Bogotá - Colombia